Puma implementa un nuevo sistema de empaquetamiento respetuoso con el medio ambiente

 PUMA ha recopilado los indicadores E-KPI (Environmental Key Performance Indicators) de todas sus oficinas y tiendas en todo el mundo durante los últimos cinco años, identificando varias de las áreas principales a las que necesita hacer frente con el fin de reducir aún más la “huella de errores” de PUMA. Para hacer frente a estos problemas, PUMA ha lanzado su próxima fase de iniciativas puma.safe del programa de sostenibilidad a largo plazo de la compañía, y ha planteado los objetivos ambiciosos que deben conseguirse antes de 2015. Los principales objetivos que PUMA pretende conseguir durante este periodo incluyen:  

    — Una reducción de un 25% del CO2, energía, agua y residuos de las oficinas, tiendas, almacenes y fábricas de proveedores directos de PUMA. – La política de oficinas sin papeles gracias a una reducción del 75% y a las iniciativas para compensar el uso del papel restante como las iniciativas de plantado de árboles. – Una reducción del 25% del CO2 por medio de soluciones de transporte de productos más eficaces por parte de nuestros socios logísticos. – Colaborar más con nuestros proveedores de suministros y servicios logísticos para compensar sus propias huellas a largo plazo. – Introducción del estándar del PUMA Sustainability-Index (S-Index) que se utiliza como marco de pruebas para los productos sostenibles y que comunica las características de sostenibilidad del producto para los consumidores. – El 50% de las colecciones internacionales de PUMA se fabricará según el estándar del PUMA S-Index para 2015, utilizando materiales sostenibles como algodón orgánico, algodón fabricado en África o poliéster reciclado, además de aplicar los procesos de producción de mejores prácticas.  

    Con el fin de controlar estos objetivos, PUMA está estableciendo un consejo de asesoramiento externo de expertos en sostenibilidad para consultar la misión de PUMA y el programa de sostenibilidad de auditoría de PUMA.  

    “Durante mucho tiempo, nuestro objetivo se ha basado en convertirnos en la compañía de estilo de vida deportivo más deseada. Con esta próxima fase del programa de sostenibilidad hemos evolucionado dentro de nuestra visión de ser la compañía de estilo de vida deportivo más deseable y sostenible del mundo”, afirmó Jochen Zeitz, presidente y consejero delegado de PUMA. “A través de PUMAVision y de nuestro programa puma.safe, ya hemos comenzado a reducir nuestras emisiones de carbono, a disminuir el transporte con residuos, a reciclar y reutilizar los materiales disponibles, a utilizar el agua con moderación y a no utilizar papeles”.  

    A través de PUMAVision, nuestra visión de un mundo mejor, las iniciativas se encuadran en los tres pilares de puma.safe, puma.peace y puma.creative, para conseguir que la compañía cuente con prácticas y sistemas más limpios, verdes, seguros y sostenibles que contribuyan a la paz, además de promocionar la creatividad y las artes. Bajo el programa puma.safe, el objetivo final de PUMA es proporcionar respaldo al medioambiente para devolverle lo que se le ha quitado. El trabajo desde hace tiempo de PUMA y sus esfuerzos por mejorar los estándares sociales, laborales y medioambientales a través de sus operaciones datan de 1999. Desde esa época, la compañía ha incorporado, de forma continuada, prácticas respetuosas con el medioambiente con el fin de reducir su impacto en el planeta y poner en marcha varias iniciativas de éxito a gran escala como las fuentes de materia prima por medio del algodón fabricado en las campañas de África para llevar a cabo la construcción de la capacidad de sus proveedores, además de abrir su primera oficina industrial sin emisiones de carbono – la sede central de PUMAVision en Herzogenaurach (Alemania) – el año pasado después de unirse a la red UN Climate Neutral Network  

    El próximo hito de la misión de PUMA de convertirse en la compañía de estilo de vida deportivo más deseable y sostenible del mundo es la introducción de un sistema innovador de empaquetamiento y distribución para los productos PUMA que reducirá el uso del papel en las cajas de zapatos en un 65%, además de las emisiones de carbono en 10 toneladas anuales – el resto de materiales de las cajas utilizados serán completamente sostenibles para el año 2015. PUMA se ha asociado con el diseñador Yves Behar, de fuseproject, con sede en San Francisco, con el fin de desarrollar una nueva forma de empaquetar los millones de pares de calzado que se venden anualmente – un menor volumen de cajas equivale a una cantidad menor de materia prima, menos agua y energía para la producción, además de menos peso para los envíos. Behar ha diseñado la bolsa “Clever Little Bag”, cuyo objetivo es sustituir las cajas de zapatos de cartón con bolsas de zapatos reutilizables, que protegen los zapatos desde el momento en que salen de la fábrica hasta que el consumidor se los lleva a casa – y de este modo generar ahorros en la producción gracias al menor material utilizado, reduciendo el peso durante el transporte y eliminando la necesidad de disponer de bolsas de plástico extras para su transporte. Como resultado, el 65% de la reducción de papel conseguida por medio del concepto de PUMA de la “Clever Little Bag” reducirá el consumo de agua, energía y diesel a nivel de fabricación en más de un 60% al año. En otras palabras: se consumirán cerca de 8.500 toneladas menos de papel, se ahorrarán 20 millones de megajulios de electricidad, se utilizará 1 millón de litros menos de combustible y también se conseguirá un ahorro de 1 millón de litros de agua. Durante el transporte se ahorrarán 500.000 litros de diesel y, finalmente, gracias a la sustitución de las bolsas de transporte tradicionales por las bolsas integradas más ligeras, la diferencia de peso servirá para conseguir un ahorro de 275 toneladas de plástico.