No es necesario lavarlos porque con ello además, gastamos agua de forma innecesaria. Lo importante es que el envase no contenga producto en su interior.