Desde 2015, la marca Adidas en asociación con los conservacionistas ambientales Parley for the Oceans,han creado una línea de calzado y ropa que contribuye a mantener los océanos limpios.

Las prendas Adidas x Parley Line, hechas con residuos plásticos interceptados de la playa antes de que entren en el agua, está teniendo un gran éxito.

Eric Liedtke, del comité ejecutico de Adidas, dice, “Con los productos Adidas hechos de plástico reciclado, ofrecemos a nuestros consumidores un valor agregado real más allá del aspecto, la funcionalidad y la calidad del producto, porque cada zapatilla es una pequeña contribución a la preservación de nuestros océanos; tras un millón de pares de zapatos producidos en 2017 y cinco millones en 2018, planeamos producir once millones de pares de zapatos en 2019“.

Además del calzado también están realizando prendas sostenibles con diseñadores de renombre como Stella McCartney.

La ecológica iniciativa no se limita únicamente a las prendas, en realidad, se está mirando por el medio ambiente durante todo el proceso de fabricación en el que, la empresa se centra en el uso de materiales ecológicos, la reducción de las emisiones de CO2 y la prevención de residuos. 

La base del material para la fabricación de la suela es nylon de redes de pesca.

Estiman que en 2018 pudieron ahorrar 40 toneladas de desechos plásticos en sus oficinas, tiendas minoristas, almacenes y centros de distribución, al buscar soluciones más sostenibles.

Aunque los responsables de la marca admiten que no es posible deshacerse de todo el plástico en sus procesos de fabricación y comercialización, intentan compensar estos usos; además han donado 1 millón y medio de euros a Fashion for Good, una plataforma para la moda sostenible.

Adidas está abriendo el camino para que otras multinacionales sigan su ejemplo y, aunque, es un tema controvertido el de la moda y la ecología, valoramos el intento de querer hacer del planeta un sitio habitable.