En este sentido, la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases recuerda que los de plástico, las latas y los briks deben tirarse al contenedor amarillo, y los de cartón y papel al container azul.

Elegir productos responsables con el entorno a la hora de comprar, o guardar los envases de refrescos o cremas para luego depositarlos en su contenedor correspondiente son algunos de los consejos que ha propuesto Ecoembes para contribuir a un verano sostenible.

Reparalia_basura_reciclaje1En este sentido, la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases recuerda que los de plástico, las latas y los briks deben tirarse al contenedor amarillo, y los de cartón y papel al container azul. Además invita a visitar la página www.reciclaenvases.com para aclarar cualquier otra duda.

Otra recomendación es adaptarse al entorno en el que se va a pasar esta época estival y localizar las contenedores de envases más cercanos o informarse y seguir las indicaciones y señalizaciones concretas de las playas, montaña y municipios.

Además, sugiere que las vacaciones pueden ser buena época para explicar a “los más pequeños de la casa” que separar los residuos puede ser beneficioso para el medio ambiente y para los animarles.

Ecoembes ha recordado que el verano es una época “especialmente sensible”, ya que, en su opinión, el calor promueve un “mayor consumo” de productos, sobre todo, de bebidas, alimentos precocinados o envases de droguería como las cremas de protección solar. Por otro lado, muchos municipios del litoral español ven cómo su población aumenta sensiblemente, lo que “obliga a ser aún más consecuentes”.