Vertedero_aparatos_electronicos_Ghana
El País. 19/0/2011

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, admite que hay un problema en el reciclaje de productos electrónicos: “Una de las mayores vergüenzas de Europa es ver cómo la basura electrónica aparece desguazada o abandonada en las zonas más pobres del mundo. Eso genera problemas de salud y de medio ambiente”. Ribera acepta que hay “un margen de mejora notabilísimo en el reciclaje. Es patético que en Ghana haya cementerios de chatarra electrónica. No sé si el origen es España, Holanda o Francia. Lo que está claro es que no ha salido de Accra”.

Seguir el rastro de estos materiales no es sencillo. En la UE circulan libremente, así que lo que se intercepta en Rotterdamede proceder de cualquier parte. La Agencia Europea de Medio Ambiente admite que hay material electrónico que va a ser vendido en países pobres, pero que en algunos casos el precio de la mercancía es tan bajo que solo puede ser un residuo camuflado.

España ha ratificado un convenio internacional de 1992 que prohíbe exportar residuos peligrosos, pero en la práctica apenas tenía herramientas para cumplirlo. Hasta diciembre pasado, el Código Penal no citaba expresamente el tráfico de residuos. La reforma de 2010 sí castiga con pena de hasta dos años de cárcel a quien “contraviniendo las leyes traslade una cantidad importante de residuos”