Imagen 1
Europapress.18 de mayo de 2011

La comunidad andaluza recicla durante el pasado año 177.607 toneladas de envases ligeros –plástico, latas y bricks– y envases de cartón y papel, procedentes de los contenedores de color amarillo y azul, lo que supone el 53,8 por ciento del total de los envases gestionados en Andalucía, según datos facilitados por el Sistema Integrado de Gestión de Ecoembes, autorizado por la Consejería de Medio Ambiente.

Según ha informado el departamento de José Juan Díaz Trillo en una nota, durante el año 2010, el 62,3 por ciento de los envases reciclados eran de papel y cartón, el 50,8 por ciento envases de metales, el 47 por ciento, de plásticos, y el 15 por ciento de envases de madera.

Por otro lado, explica que el Sistema Integrado de Gestión de Ecoembes inició su andadura en Andalucía en 1997, convirtiéndose de esta manera la comunidad en la primera de España en autorizar este sistema integrado de gestión.

Ecoembalajes España, S.A. (Ecoembes) es una sociedad anónima sin ánimo de lucro, cuyo objeto es el diseño y gestión de un sistema encaminado a la recogida periódica y selectiva de residuos de envases y envases usados para su posterior tratamiento y valorización.

En relación con el reciclaje de envases de vidrio, en Andalucía se recogieron el pasado año unas 82.100 toneladas, lo que supone el 33 por ciento, a través de ‘Ecovidrio’, una asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio de toda España. Durante 2010, cada andaluz depositó también en los contenedores una media de 9,8 kilogramos de residuos de envases de vidrio.

MÁS DE 2.000 MILLONES DE INVERSIÓN

Por otro lado, ha señalado que Andalucía cuenta ya con un nuevo Plan Director Territorial de Gestión de Residuos no Peligrosos 2010-2019, que prevé la reducción en origen de los residuos, la prevención y el uso de materiales reciclados. Con este documento, que contempla unas inversiones de mas de 2.000 millones de euros, se pretende alcanzar en la comunidad autónoma el objetivo de las ‘Tres R’, es decir, “reducir la producción, reciclar lo recogido y reutilizar y revalorizar el resto”.

Como consecuencia del plan desarrollado desde 1999 hasta 2008, Andalucía ha pasado del 36,9 por ciento al 56,8 por ciento de tratamiento de sus residuos no peligrosos en las denominadas plantas de recuperación y compostaje, donde se obtienen abonos a partir de la fracción de materia orgánica y también se aprovecha el biogás para la generación de energía.

El 36,4 por ciento restante se deposita directamente en vertederos, mientras que el 6,8 por ciento se recoge selectivamente con destino a su reciclaje. El anterior Plan Director de Gestión de Residuos Urbanos se saldó con la dotación de un total de 117 infraestructuras de gestión. De ellas, 23 son plantas de recuperación y compostaje con vertederos de apoyo, 26 plantas de clasificación, 63 estaciones de transferencia, y cinco vertederos. A estas instalaciones se suma una red de 145 puntos limpios.

Por otro lado, informa de que Andalucía genera anualmente unos 4,2 millones de toneladas de residuos urbanos, de las que un 71 por ciento se envían a plantas de recuperación y compostaje, el 19 por ciento a los vertederos controlados, un ocho por ciento se recoge selectivamente y tan sólo un dos por ciento se vierte en vertederos incontrolados o focos ilegales de vertido.

La mayor parte de los residuos sólidos urbanos que se genera en Andalucía están compuestos por materia orgánica, en concreto, el 48 por ciento; papel y cartón, el 19 por ciento; plástico, el doce por ciento; vidrio, el seis por ciento; material textil, el cuatro por ciento; y metales, el cuatro por ciento también.