HOSTELVENDING.com | 8/02/11.- En las últimas grandes ferias de vending y hostelería – Hostelco, Vending Paris, etc. – no pudimos evitar fijarnos en la promoción que se le ha dado a un nuevo tipo de gama dentro de la oferta que presentan normalmente los fabricantes y distribuidores de vasos y paletinas. Acostumbrados al clásico vaso de plástico blanco o beige (que, dicho sea de paso, nunca está de más), nos hemos percatado de que los colores han inundado la imagen de los vasos, especialmente por la buena aceptación de la personalización para marcas. Pero, de entre todos los colores, el que más se lleva es el verde o, mejor dicho, lo verde. Son los vasos ecológicos.

vasos plastico carton vending machines maquinas expendedoras cafe bebidas calientesComencemos aclarando términos. ¿Qué se puede entender por vaso ecológico, dadas las herramientas y la materia prima con la que actualmente pueden trabajar estos fabricantes? Hoy en día, cabe calificar estos intentos de soluciones sostenibles. “No existe ningún vaso de plástico para vending de bebidas calientes que sea biodegradable”, asevera Inés Guillemin de Veriplast. “Y los vasos de papel que se publicitan como biodegradables en realidad son un engaño, porque están cubiertos con una capa de polietileno”, asesta la responsable de la empresa francesa. En efecto, actualmente los materiales más respetuosos con el medio ambiente (hechos a base de almidón de maíz) no aceptan un chorro a más de 40º, que es la temperatura a la que suelen erogar las máquinas automáticas de café y bebidas calientes.

“Incluso resultan menos ecológicos, porque no se pueden reciclar; habría que separar el plástico del papel y eso no hay quien lo pueda hacer”, destaca Inés. Una opinión que comparte Nicolás Alonso, director comercial del distribuidor barcelonés Envalia: “El papel, por su fabricación y reciclaje, es más contaminante que el plástico. Aunque está claro que no es un material biodegradable, el plástico es 100% reciclable y reutilizable porque es monomaterial. Al final, el papel y el cartón tardan el mismo tiempo en descomponerse a la intemperie que el plástico”. La polémica está servida.

¿Biodegradable? No, compostable

Tal y como aclara Silke Ruschke, especialista en vasos y paletinas de la EVA, “no manejamos cifras de lo rápido o lento que se puedan degradar estos productos en la intemperie. ¡Pero no es la manera correcta de ver las cosas! Los residuos deben ser tratados de forma responsable, en sus plantas de compostaje. Si no se llevan a estos centros, que tratan los residuos con un grado especial de humedad y a altas temperaturas, no se pueden descomponer”. Silke, además de desempeñar una labor informativa para la asociación europea, es también directora de marketing de Huhtamaki, probablemente el fabricante que ha apostado con mayor fuerza por los vasos compostables, con su gama BioWare. “En la mayoría de países del Centro de Europa los residuos se incineran. Estos vasos, hechos de almidón de maíz con una capa de bioplástico (en lugar de totalmente de PLA), al quemarse, emiten tan poco CO2 a la atmósfera como lo harían los granos de maíz de los que están hechos,” informa Silke. En caso de tratarse en las adecuadas plantas de compostaje, los vasos de la multinacional finlandesa se degradan totalmente, de forma totalmente aprovechable como compost o humus, en el plazo de 40 a 60 días, como da fe de ello la normativa europea EN13432 sobre materiales bioplast.

“Sin apoyo ni financiación gubernamental y en medio de una etapa de encarecimiento de la materia prima, las empresas de vasos y paletinas siguen buscando vías para cuidar el medio ambiente”

¿Dónde están estos centros de compostaje? En España, desde luego, haberlos haylos. Según declara José Maldonado, del departamento de reciclaje de Ecoembes
(empresa responsable de la gestión de los “puntos verdes” en España), “sí que existe este tipo de plantas de compostaje. Ahora bien, el almidón de maíz es un material poco común; habría que realizar un estudio sobre granulometría para ver si este tipo de residuos puede tratarse allí”.

vasos plastico carton vending machines maquinas expendedoras cafe bebidas calientes“Aquí, el BioWare es una novedad, todavía se está empezando”, declara Inma Sanjuán de Huhtamaki España. “Se están registrando pedidos en cantidades tímidas, pero donde sí tienen mucha más demanda es en países como Alemania o Finlandia, etc.” Está claro que no estamos preparados aún, ya que no existe como mínimo una cultura de recogida selectiva. “Y es que, normalmente, las empresas que compran estos vasos ya están comprometidas con el procesamiento selectivo. Por ejemplo, hay muchas iniciativas de este tipo en grandes festivales, donde ya se tiene programado de antemano que se separarán los residuos como es debido, habilitando contenedores para ello”.

No pongamos barreras

Al final, como concluye Inma, “cada uno tiene sus perspectivas de hacer negocio”. Más efectivas o menos, las iniciativas verdes son siempre bienvenidas en el Vending. No es de agrado que se pueda utilizar la protección del medio ambiente como recurso fácil de marketing, pero tampoco lo es poner barreras a una propuesta que acaba de nacer y que lo hace con una intención sana. Ni que las

——

Producción en suelo español

El título de única empresa de vasos y paletinas con producción en suelo español se lo puede adjudicar Paif. Aunque forma parte de un grupo empresarial italiano, la firma cuenta con la única planta de producción de vasos para vending del país, en Zaragoza concretamente. Además, cuenta con el know-how de ser la firma que renace de parte de las cenizas de Eurous, líder en vasos de plástico en España durante varias décadas. Aunque ya comercializa varias gamas para la hostelería y el catering, la empresa se prepara ahora para su puesta de largo en el Vending, que se producirá en el mes de marzo.

“Vamos a dar guerra”, avisa el director comercial Joan Recordá, hombre de longeva experiencia en el sector. “Ha costado una inversión adicional, porque desde que iniciamos el proyecto hace un año el precio del poliestileno ha subido un 35%, pero estamos preparados para sorprender con una gama que se adaptará a grandes y pequeños”. Joan se refiere a que darán un servicio adaptado a todas las necesidades, desde las ventas al por mayor a pedidos reducidos de incluso dos palets. Pero también a que ofrecerán una mayor amplitud “de hasta 7 u 8 colores, con la capacidad de realizar impresiones personalizadas a través de una maquinaria de máxima resolución y la mayor cantidad de colores posible”, asegura. Lo mismo para sus paletinas, blancas o de cristal, y presentadas en diversos formatos, desde la bolsita individual a paquetes de 500 unidades.

Por último, el representante de Paif también ha revelado que están haciendo pruebas, a través de una empresa asociada, para conseguir un aditivo que establezca la vida útil del vaso en 1 año. Los resultados, “en el segundo semestre”.
——-

empresas fabricantes se quedaran de brazos cruzados; de hecho, tanto desde Veriplast como Huhtamaki o la española Paif – según nos informan ¬– se está invirtiendo mucho tiempo y dinero en encontrar nuevos materiales que, definitivamente, sean 100% ecológicos además de útiles en el Vending de bebidas calientes. En las paletinas ya se está aplicando igualmente. El fabricante italiano Ni.Si. ha lanzado su paletina “bio”, elaborada a base de poliestirerno cristal, un material que por sí solo no es recuperable. “Pero, en nuestro caso, le hemos añadido un componente que lo convierte en biodegradable al cabo de cinco años”, afirma Daniela Clerici, que destaca que “al contrario que puede ocurrrir con las paletinas de madera, no suelta taninos, ni es perjudicial para la salud, ni deja mal gusto en las bebidas calientes. El problema con la biodegradabilidad es que todo el mundo habla, pero a la hora de la verdad muchos se echan atrás porque el precio es más elevado”.
Ignoradas por las subvenciones y fondos gubernamentales, estas empresas realizan una labor encomiable, ya que suficiente tienen con aguantar la presión que ejerce el encarecimiento de la materia prima.

Al igual que sucede con los productores de café, leche o azúcar, los fabricantes de vasos y paletinas han visto cómo los indicadores del coste de los plásticos subían como un termómetro en Écija: el PLATTS (índice más utilizado por estas empresas) pasaba de 1.000 euros por tonelada en enero de 2010, a 1.570 euros en diciembre. Para estas alturas (enero de 2011), ya podría estar alcanzando los 1.700 euros. Y se esperan más sustos.

Optimizando, que es gerundio

La filosofía sostenible no acaba en la búsqueda del material ideal. Se han llevado a cabo otras iniciativas de carácter ecológico, como explica Lorenzo Bassi, comercial de vending de la italiana Flo: “La nuestra fue una de las primeras empresas en Europa que ofrece soluciones para la reducción de peso y la optimización de la logística, especialmente teniendo en cuenta el impacto ecológico que genera el transporte de productos. Además de invertir en I+D relacionados con el producto, también lo ha hecho, y con fuerza, en reubicar la producción cerca de los mercados de destino, con el fin de que la mercancía haga menos kilómetros de viaje”.

vasos plastico carton vending machines maquinas expendedoras cafe bebidas calientesDe hecho, el aprovechamiento correcto del transporte, el almacenamiento y el embalaje de los productos está sirviendo a las empresas para poder recortar en gastos y hacer más llevadero el índice desorbitado de los precios. Desde Envalia, de hecho, incluso aseguran haber rebajado el precio de venta de su gama, tras haber aplicado mejoras en materia de logística: “No somos los más baratos, pero ofrecemos calidad al cliente, plazos de entrega y un buen producto”, atestigua Nicolás Alonso.

Como ejemplo más ilustrativo se puede tomar a Veriplast, que ha conseguido reducir el cartonaje (cajas de menor espesor y más bajas), con lo que pueden añadir una línea más de género en el mismo palet. Una medida de éxito, según la califica Inés Guillemin, que viene acompañada de novedades: “En el mercado español, de cara a febrero, vamos a lanzar un modelo de 160cc y 3,2gr, y estamos probando otro para máquinas automáticas freestanding”.

Al igual que sus “hermanos” del Office Coffee Service, la receta para los vasos y paletinas es la misma: calidad y servicio. Y si es ecológico, mejor.