Fuente: EFE

Un total de 32 contenedores distribuidos en distintas zonas de la ciudad permitirán recoger a partir de la próxima semana el aceite doméstico en Salamanca para su posterior reciclado y emplearlo como materia prima en la producción de biocarburantes como, por ejemplo, el biodiesel.

Así se desprende del convenio que hoy han formalizado el alcalde de la capital salmantina, Julián Lanzarote, y la Cooperativa de Iniciativa Social y Centro Especial de Empleo Porsiete, Pilar Rodríguez, empresa que será la encargada de la recogida de este residuo.

La puesta en marcha del servicio, que supondrá un desembolso de 40.000 euros, ha contado también con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, y del Ente Regional de la Energía (EREN), que aportará el 50 por ciento de la inversión.

En su intervención, el regidor municipal ha destacado la labor social que realiza Porsiete, desde que comenzó a trabajar en 2006, avalada por numerosos reconocimientos como el Premio a la Mejor Iniciativa Cooperativa de Castilla y León, que recibió en noviembre del pasado año.

Actualmente, esta cooperativa presta sus servicios a más de mil hosteleros salmantinos y mantiene acuerdos con 23 municipios y mancomunidades de la provincia.

Asimismo, ha significado que es “pionera” en la recogida del aceite vegetal usada de los hogares y que mantiene un acuerdo regional para la promoción de la discapacidad en toda la región, junto con Federación de Organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) de Castilla y León.

Además, Porsiete cuenta con una plantilla de diez personas, siete de ellas con discapacidad.

También, el alcalde ha significado el “compromiso” del Consistorio con el Medio Ambiente a través de los servicios de recogida de papel, vidrio, envases, pilas, tóxicos, cartón, papel y Punto Limpio Móvil.

Los 32 contenedores de color naranja, que se instalarán en la ciudad, estarán próximos a colegios, supermercados, asociaciones, centro cívicos y vías públicas.

Por último, ha recordado la trascendencia del reciclado del aceite doméstico, ya que, según ha concluido, un litro de este residuo “puede contaminar hasta 1.000 litros de agua”.

Por su parte, Pilar Rodríguez ha insistido en la importancia de que el aceite se deposite dentro de los contenedores en botellas de plástico y ha animado a los salmantinos a tener una ciudad más limpia todavía y a que en el río Tormes “no haya ni una sola gota de aceite”.